CONOCE NUESTROS EQUIPOS DE ÚLTIMA GENERACIÓN EN LABORATORIO CLÍNICO Y PATOLÓGICO

CONOCE NUESTROS EQUIPOS DE ÚLTIMA GENERACIÓN EN LABORATORIO CLÍNICO Y PATOLÓGICO

En nuestro centro médico nos preocupamos por tu salud y tu tiempo, es por ello que hemos implementado   tecnología de punta en nuestra área de laboratorio clínico y patológico que permite la realización de pruebas que facilitan a nuestros especialistas médicos a realizar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de nuestros pacientes.

BS – 800 ANALIZADOR QUÍMICO CLÍNICO

Es un equipo que combina innovación, alto rendimiento, rapidez en procesamiento de muestras de tipo Bioquímico, procesa más de 800 pruebas fotométricas constantes por hora lo que nos permite dar a nuestros pacientes un servicio inmediato. Se utilizan para determinar los metabolitos presentes en muestras biológicas como sangre u orina. El estudio de estos fluidos permite diagnosticar muchas enfermedades.

Por ejemplo tener medición de la creatinina en orina para evaluar la capacidad de filtración de los riñones.

Los tipos de analíticas que realizamos son los siguientes:

Química sanguínea: mide las sustancias químicas presentes en la sangre a través del plasma suero y orina. Permite obtener información de los huesos, los músculos, el corazón, el hígado y los riñones.

Análisis de enzimas sanguíneas: Permite detectar ciertas patologías, por ejemplo, un ataque al corazón.

PROCESADOR DE TEJIDOS HISTO CORE PEARL

Nuestro procesador de tejidos es un equipo empleado en nuestro laboratorio de anatomía patológica para analizar y procesar muestras de tejidos como muestras de biopsias, piezas quirúrgicas (órganos) o tumores.­ Este equipo está diseñado para procesar los tejidos extraídos del cuerpo para el diagnóstico de procesos patológicos.

Nuestro equipo posee amplias posibilidades de programación para procesamiento de muestras. Le brindamos seguridad y rapidez, ya que estamos capacitados para manejar un mayor número de muestras, procesar rápidamente y producir mejores resultados de calidad.

¿CUÁNDO ACUDIR A UNA CITA DE MEDICINA INTERNA?

La Medicina Interna es una especialidad médica que se dedica a la atención integral del adulto enfermo, enfocada al diagnóstico y el tratamiento no quirúrgico de las enfermedades que afectan a sus órganos y sistemas internos, y a su prevención. Esta disciplina estudia al paciente de forma integral y ve al ser humano con un enfoque holístico. Es decir, ve todos los sistemas y el funcionamiento de cada órgano con el objetivo de preservar la salud de los pacientes.

¿QUÉ ES LA MEDICINA INTERNA?

La Medicina Interna es una especialidad médica que se dedica a la atención integral del adulto enfermo, enfocada al diagnóstico y el tratamiento no quirúrgico de las enfermedades que afectan a sus órganos y sistemas internos, y a su prevención. Esta disciplina estudia al paciente de forma integral y ve al ser humano con un enfoque holístico. Es decir, ve todos los sistemas y el funcionamiento de cada órgano con el objetivo de preservar la salud de los pacientes.

¿CUÁNDO VISITAR AL MÉDICO INTERNISTA?

En ocasiones, los pacientes optan por ir directamente al sub-especialista del área donde tienen sintomatologías, sin embargo, dichos malestares podrían ser causados por una serie de patologías que no necesariamente corresponden al médico que se está visitando.

A grandes rasgos, algunas de sus funciones son las siguientes:

  • Tratamiento hospitalario a pacientes ingresados por patologías diversas: infecciosas, autoinmunes, sistémicas, metabólicas, etc.
  • Asistencia en consultas externas.
  • Atención integral de pacientes con factores: hipertensión arterial, diabetes, etc.
  • Atención integral de pacientes mayores con múltiples patologías coincidentes: insuficiencias cardíacas, diabetes, etc.
  • Asistencia a pacientes con patologías de origen infeccioso.
  • Atención, diagnóstico y tratamiento de pacientes con enfermedades sistémicas, que afectan a diferentes órganos.
  • Controles básicos de salud y de factores de riesgo.
  • Chequeos por sospecha de enfermedades de transmisión sexual.
  • Solicitud de baterías de estudios analíticos o radiológicos, etc.

¿DIFERENCIA ENTRE MEDICINA GENERAL Y MEDICINA INTERNA?

Los médicos internistas y médicos generales se concentran en una variedad general de enfermedades y complicaciones médicas. Como ya mencionado, los especialistas en medicina interna se especializan en pacientes adultos y adultos mayores. Mientras que un médico general trabaja con pacientes de todas las edades, incluyendo niños.

LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS ANÁLISIS DE SANGRE

¿Qué son los análisis de sangre?

Las pruebas de sangre se usan para medir o analizar células, sustancias químicas, proteínas y otros componentes de la sangre. Son uno de los tipos más comunes de pruebas de laboratorio. Se suelen incluir como parte de los chequeos médicos de rutina y también se usan para:

  • Llegar a un diagnóstico tras realizar una historia clínica completa y exploración del paciente.
  • Seguimiento y control evolutivo de enfermedades ya diagnosticadas o de los tratamientos instaurados: si son o no eficaces o si producen efectos secundarios.
  • Detectar factores de riesgo que nos permitan prevenir el desarrollo de una enfermedad, a partir de determinadas edades y según unos protocolos consensuados.

Principales enfermedades que se detectan en un análisis de sangre

Con este tipo de análisis podemos detectar diferentes enfermedades. Mencionamos a continuación cuáles son las principales enfermedades que pueden ser detectadas gracias a un análisis de sangre.

  • Anemia: La anemia puede detectarse gracias a un nivel demasiado bajo de glóbulos rojos.
  • Diabetes: La diabetes puede detectarse gracias al análisis de los niveles de glucosa en sangre, cuando los niveles de azúcar se muestran más elevados de lo habitual.
  • Enfermedades en el hígado: Las enfermedades del hígado pueden ser origen de serios problemas de salud a corto, medio y largo plazo.

¿Qué ocurre durante un análisis de sangre?

Durante el análisis se toma una muestra de sangre de una vena de un brazo con una aguja pequeña. Después de insertar la aguja, se extrae un poco de sangre y la coloca en un tubo de ensayo o frasco, el procedimiento suele durar menos de cinco minutos.

Otras formas de hacer un análisis de sangre son:

  • Pinchazo en un dedo: La muestra de sangre se obtiene pinchando la yema de un dedo. Esta prueba se usa en los kits de pruebas en el hogar y en las pruebas rápidas.
  • Prueba de punción del talón: Se hace comúnmente en recién nacidos. En esta prueba, el profesional de la salud limpia el talón del bebé con alcohol y lo pincha con una aguja pequeña.
  • Análisis de sangre arterial: Esta prueba se hace para medir los niveles de oxígeno. Es por eso que para esta prueba se toma sangre de una arteria en lugar de una vena.

¿Debo hacer algo para prepararme para la prueba?

La mayoría de los análisis de sangre no requieren ningún preparativo especial. Para algunas pruebas, hay que ayunar (no hay que comer ni beber nada) por varias horas antes de la prueba. El profesional de la salud le dirá si debe seguir otras instrucciones especiales.