Consiste en tomar fotografías de la retina donde se pueden visualizar de manera precisa el tejido sensible que recubre la retina.
El tiempo aproximado del procedimiento es de 40 minutos.