¿Por qué asistir a un médico internista?

MEDICINA INTERNA

ESPECIALIDAD DE MEDICINA INTERNA

La medicina interna es una de las especialidades de la medicina y se dedica al estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del adulto; los tratamientos que ofrece no son quirúrgicos. Esta disciplina estudia al paciente de forma integral, es decir, ve todos los sistemas y el funcionamiento de cada órgano con el objetivo de preservar la salud de los pacientes. A los especialistas en medicina interna se les conoce como internistas y son personal médico con gran preparación académica; tienen un entrenamiento exigente de gran calidad y altos estándares de excelencia.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UN MÉDICO GENERAL Y UN INTERNISTA?

Seguramente te has dado cuenta que cuando vas al médico general, muchas veces este te envía al médico internista y al final te preguntas, ¿cuál es la diferencia? Pues bien, la medicina interna se diferencia de la medicina general en la experiencia y la incorporación de conocimientos científicos de alta calidad y vanguardia en el estudio de los pacientes.

La atención del médico general abarca a todo tipo de pacientes sin distinción de edad o sexo, por el contrario, el médico internista se dedica en exclusiva al paciente adulto con enfermedades complejas y que atañe a diversos sistemas.

¿CUÁNDO IR AL ESPECIALISTA EN MEDICINA INTERNA?

Debes acudir a un médico internista si tienes más de 18 años y presentas una enfermedad aguda o crónica que requiera un manejo integral. Por lo general, los internistas NO vemos a la mujer embarazada a menos que tenga una complicación o una enfermedad adicional que requiera manejo del alto riesgo como hipertensión, diabetes, lupus o hipotiroidismo durante el embarazo.

Es importante acudir al internista cuando creas
tener o tengas los siguientes problemas de salud:

  • Diabetes mellitus o azúcar alta.
  • Hipotiroidismo o hipertiroidismo y otras enfermedades de la glándula tiroides.
  • Hipertensión arterial o tensión alta.
  • Dolor de pecho que se produce cuando se hace ejercicio.
  • Enfermedad renal.
  • Manejo de la obesidad.
  • Enfermedades del corazón como la insuficiencia cardiaca.
  • Asma y bronquitis.
  • Fatiga o dificultad para respirar de forma crónica.
  • Edemas o hinchazón en piernas o generalizada.
  • Diarrea de más de dos semanas.
  • Dolor en articulaciones.
  • Palidez o anemias.
  • Problemas del ácido úrico.

¿En qué otros casos? Cuando una persona empieza a tener cansancio crónico tiene piel seca, estreñimiento y presenta caída del cabello debe ser vista por medicina interna para estudiar enfermedades de la tiroides o de la sangre.

Además, si presentas cansancio al subir una escalera o al caminar, si se tiene dificultad para dormir con una sola almohada o hinchazón en las piernas es importante valorar la causa y descartar enfermedades del corazón. Espero que este artículo haya resuelto muchas de tus dudas sobre el amplio y encantador universo de la medicina interna. Lo más importante siempre es consultar a tiempo y seguir las recomendaciones de tu especialista.