¿Cuáles son las causas de la apendicitis?

¿Cuáles son las causas de la apendicitis?

La apendicitis es causada por un bloqueo o una obstrucción en el apéndice, un órgano con forma de pequeño saco de tejido unido al colon y ubicada en la parte inferior derecha del abdomen. No tiene ninguna función conocida.

El pronóstico de la apendicitis aguda es favorable siempre que el diagnóstico del proceso se realice de forma precoz y la intervención quirúrgica se dé sin pérdida de tiempo. El diagnóstico tardío puede dar lugar a peritonitis.

Síntomas de la apendicitis

Inicialmente, la persona afectada notará dolor alrededor del ombligo, que irá de leve a grave a medida que avance la infección. Posteriormente, la molestia se desplazará hasta situarse sobre el apéndice. El problema surge cuando el órgano se inflama y también el tejido delgado que recubre la cavidad abdominal a esto se conoce como peritonitis, y en este caso, el dolor empeora y la vida del paciente corre peligro.

Otros síntomas que puede provocar la apendicitis, entre otros, son:

  • Falta de apetito
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Estreñimiento

Prevención de la apendicitis

Nuestros especialistas en Cirugía General del Centro Médico Daniel Alcides Carrión nos recomiendan lo siguiente:

  • Llevar una dieta rica en fibra (cereales integrales)
  • Incluir en la alimentación frutas y verduras
  • Así mismo recomiendan la ingesta habitual de 2 litros de agua para facilitar el proceso digestivo.

Beneficios del baile en las personas de la tercera edad

Beneficios del baile en las personas de la tercera edad

El baile es uno de los ejercicios más recomendables para la tercera edad. No sólo les permite realizar ejercicio con frecuencia, sino que

potencia su coordinación, la relación entre las órdenes del cerebro y los movimientos, su relación con los demás y el permite divertirse.

Los principales beneficios que el baile aporta a las personas mayores son:

  • Mejora la condición física: Es bueno que la persona mayor se mueva siguiendo ciertos ejercicios sino que también mejora sus articulaciones y ciertos músculos, además de reducir calorías y mantener una forma física.
  • Potencia la memoria: Por el mismo hecho de aprender los pasos del baile y memorizar la música fortalece la actividad de su memoria.
  • Estimula el cerebro y la coordinación rítmica.
  • Previene de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, al tratarse de ejercicios que fomentan el equilibrio y el bloqueo de la marcha.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Fomenta la creación de nuevas relaciones sociales e interactuar con la gente.
  • Permite mantenerse enérgicos y positivos, lo que les motiva a hacer más cosas.

Tenemos que tener en cuenta que los movimientos de los mayores son más limitados, es recomendable que se decanten por bailes más sencillos como la salsa, el mambo o el pasodoble.

Lo importante es que la persona mayor se sienta siempre cómoda y motivada con el ejercicio, de forma que pueda ir adquiriendo más capacidades y enfrentándose a pequeños retos cada vez más complicados.

¿Cómo fortalecer nuestro sistema inmunológico?

¿Cómo fortalecer nuestro sistema inmunológico?

Desde el inicio de esta pandemia del COVID -19 se han hecho afirmaciones relacionadas a que consumir determinados grupos de alimentos nos van a proteger contra esta enfermedad, no existe evidencia científica que demuestre tal afirmación, lo único cierto en la protección y prevención son las medidas de higiene y el aislamiento social que se ha establecido.

Sin embargo, tener y mantener un buen sistema inmunológico brinda a nuestro cuerpo una protección adicional.

Consume una alimentación saludable, lo cual significa incluir todos los grupos de alimentos de manera balanceada, recuerda preferir los alimentos frescos, naturales o mínimamente procesados, éstos son ricos en nutrientes como proteínas, vitaminas, minerales y probióticos.

  • Alimentos de origen animal como carnes, vísceras, huevos, leche, productos lácteos, pescados y mariscos.
  • Menestras (lentejas, arvejas secas, frijoles, entre otras) combinadas con cereales, como el arroz, son una buena opción.
  • Las semillas oleaginosas como; nueces, maní, entre otras, constituyen una buena alternativa.

Recuerda estas buenas prácticas saludables

  1. Consume de preferencia alimentos naturales, haz una lista de tus preparaciones y alimentos a consumir en la semana, realiza tus compras evitando los lugares con mucha afluencia de público.
  2. Es muy importante tener una dieta variada, no olvides incluir las frutas y verduras de la estación son una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra.
  3. Que no te falten las menestras; son saludables, nutritivas, y pueden almacenarse por más tiempo.
  4. Es importante consumir alimentos de origen animal como pescado, carnes, huevos y lácteos, que contribuyen a alcanzar las recomendaciones de nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de tu cuerpo.
  5. Mantente bien hidratado y saludable tomando de 6 a 8 vasos de agua al día, preferentemente agua sola sin añadir azúcar, no olvides hervirla previamente.
  6. Evita el consumo de alimentos ultra-procesados, ya que suelen ser altos en azúcar, sales y grasas saturadas, lo cual afecta tu salud y propicia el sobrepeso u obesidad. Revisa las etiquetas y evita aquellos que tienen octógonos.
  7. Mantén tu cuerpo y mente activos, procura hacer actividad física en compañía de la familia. La actividad física también reduce los síntomas de estrés y depresión.
  8. Recuerda revalorar la importancia de comer en familia, sin ver la televisión, la computadora o el celular ya que esas distracciones influyen en el disfrute y la felicidad.