Es una técnica radiológica que muestra las estructuras óseas (los maxilares, la articulación de la mandíbula y los dientes). Donde
se hace uso de un equipo de rayos X, que rota alrededor de la cabeza del paciente.