Es un examen médico que se utiliza para valorar las alteraciones del campo visual. El tiempo aproximado de duración es de 30 minutos.