¿Signos y síntomas de la leucemia?

¿Signos y síntomas de la leucemia?

¿Signos y síntomas de la leucemia?

La leucemia es una enfermedad de la sangre en que la médula ósea produce glóbulos blancos anormales. Estas células se dividen, reproduciéndose a sí mismas. De esta forma se disminuyen las células sanas. El hecho de que se proliferen las células inmaduras y anormales a la sangre hace considerar la leucemia un tipo de cáncer de sangre.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas de la leucemia varían según el tipo de leucemia. Los signos y síntomas comunes incluyen los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga persistente, debilidad
  • Infecciones frecuentes o graves
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Ganglios linfáticos inflamados, agrandamiento del hígado o del bazo
  • Sangrado y formación de hematomas con facilidad
  • Sangrados nasales recurrentes
  • Pequeñas manchas rojas en la piel (petequia)
  • Hiperhidrosis, sobre todo por la noche
  • Dolor o sensibilidad en los huesos

La leucemia es un tipo de cáncer de sangre, que afecta a todo el organismo.

¿Se puede prevenir?

Actualmente no existe ninguna forma de prevenir la leucemia. En cambio, sí se recomienda llevar una vida saludable sin hábitos tóxicos, que ayudarán en la prevención de otros cánceres y a afrontar mejor el tratamiento que se recomiende.

El tratamiento básico de la leucemia es la quimioterapia, procedimiento mediante el cual se inyectan unos medicamentos destinados a destruir las células cancerosas.

¿Qué especialista lo trata?

El hematólogo es el especialista encargado de las patologías que afectan a la sangre, como es el caso de la Leucemia.

¿Cuándo consultar al médico?

Pide una cita con el médico si tienes síntomas o signos persistentes que te preocupen.

Los síntomas de la leucemia suelen ser imprecisos y poco específicos. Es posible que pases por alto los síntomas tempranos de la leucemia porque se parecen a los de la gripe y de otras enfermedades comunes.

Algunas veces, la leucemia se descubre en los análisis de sangre que se piden para otras afecciones.

LA IMPORTANCIA DE LOS EXÁMENES DE LABORATORIO CLÍNICO DE RUTINA

Los exámenes de Laboratorio de rutina deben realizarse al menos una vez al año, debido a que estos permiten conocer el estado de salud del paciente; lo cual ayuda a diagnosticar ciertas patologías, brindar el tratamiento adecuado y/o darle el seguimiento respectivo.

Las personas de todas las edades necesitan realizarse estos exámenes preventivos con regularidad.

DE UNA FORMA MÁS DETALLADA, LAS PRUEBAS DE LABORATORIO SE UTILIZAN PARA:

  • Descubrir enfermedades en etapas tempranas
  • Ratificar un diagnóstico sospechoso
  • Obtener información sobre el pronóstico de una enfermedad
  • Establecer un diagnóstico basado en una sospecha bien definida
  • Vigilar un tratamiento o conocer una determinada respuesta terapéutica
  • Precisar factores de riesgo

¿QUIÉN DEBE INTERPRETAR LOS EXÁMENES DE LABORATORIO?

El médico quien ordena los análisis es la persona indicada para interpretar los valores informados por el laboratorio. La persona quien maneja la historia clínica y examen físico es el único que puede hacer una evaluación completa y responsable para hacer un buen diagnóstico, para la salud de los pacientes.