CÁLCULOS RENALES

calculos renales

Los cálculos renales son depósitos duros de minerales y sales que se forman dentro de los riñones y, como cualquiera que los haya sufrido sabe, que expulsarlos puede ser muy doloroso. A menudo son tan pequeños como un grano de arena y se eliminan con la orina sin causar dolor. Pero también los hay más grandes demasiado para ser eliminados, y pueden quedarse atrapados en el uréter hasta que el especialista los retire o con suerte se eliminen solos en horas, días o hasta semanas. ¿Pero sabes que hay cuatro tipos principales de cálculos renales? Conocerlos puede ayudar a determinar su causa y reducir el riesgo de sufrirlos.

Tipos de cálculos en los riñones.

riñon con piedras
  • Cálculos de calcio: La mayoría de los cálculos renales son cálculos de calcio y suelen tener forma de oxalato de calcio. Esta es una sustancia que contienen los alimentos de forma natural y también es producida por el hígado. Alimentos que contienen oxalato de forma elevada son las nueces, el chocolate y algunas frutas y verduras.
  • Cálculos de estruvita: Los cálculos de estruvita se forman en respuesta a una infección como la infección de las vías urinarias. Pueden crecer con rapidez y hacerse bastante grandes y, sin embargo, presentan muy pocos síntomas.
  • Cálculos de ácido úrico: Se forman en personas que no beben la suficiente cantidad de
    líquido, o que sí lo hacen pero lo pierden por alguna causa. También en aquellas con una dieta alta en proteínas o las que tienen gota.
  • Cálculos de cistina son los menos comunes: Se forman en personas con un trastorno hereditario que causa que los riñones excreten mucha cantidad de ciertos aminoácidos (cistinuria). La mayoría se pueden tratar aumentando la hidratación y con
    medicaciones que cambian el pH de la orina, explica Loughlin.

Síntomas

Si presenta un cálculo renal, puede experimentar:

  • Dolor intenso en la espalda o en la región abdominal inferior.
  • Malestar vago o dolor sordo, como un dolor de estómago que no desaparece.
  • Dolor al orinar o sangre en la orina.
  • Dolor en la ingle o en el muslo (si padece de un cálculo ureteral).
  • Dolor en los testículos.
  • Náuseas y vómito ocasionales.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Orina turbia o con mal olor.

Causas

Se forma un cálculo renal cuando el nivel de concentración de las sustancias en la orina se eleva considerablemente, lo que hace que el aporte hídrico sea uno de los factores determinantes más importantes. Si no bebe suficiente agua, es posible que presente un riesgo mayor de presentar cálculos.

Entre otras posibles causas se incluyen:

  • El ejercicio (muy poco o demasiado).
  • Antecedentes familiares.
  • Alimentos con demasiada sal o azúcar.
  • Infecciones.
  • Medicamentos.
  • Obesidad.
  • Cirugía para adelgazar
colico-renal

Si experimenta cualquier de los síntomas mencionados y no ha acudido al médico para que realice un diagnóstico, es momento de hacerlo, separe su cita con el especialista de su confianza.

tomar agua

Prevención

Para prevenir estos cálculos es fundamental llevar una dieta baja en sal, aumentar la cantidad de líquido que se ingiere para lograr una diuresis superior a los 2 litros al día (cantidad de orina), reducir la cantidad de proteínas de origen animal y consumir lácteos de manera normal.

Fuentes: BBC y Boston Scientific

¿SABES SI TUS RIÑONES ESTÁN SANOS?

cuida tus riñones

Los riñones son dos órganos que forman parte del aparato urinario que tienen como función principal filtrar el líquido de nuestro cuerpo, eliminando todas aquellas sustancias tóxicas para el cuerpo y limpiando así nuestra sangre.Todos los excesos de sustancias (sodio, potasio, urea, creatinina, etc) junto con el exceso de agua y algunos tóxicos serán filtrados por los riñones y eliminados a través de la orina. También es importante saber que los riñones se encargan de generar algunas substancias como la Eritropoyetina que actúa estimulando la producción de glóbulos rojos o la Vitamina D que ayuda a la densidad ósea.

placa riñon

Es importante el cuidado de tus riñones:

  • Mantener una dieta equilibrada, priorizando las frutas, verduras, menestras y proteínas.
  • Reducir la sal en las comidas.
  • Controlar la Diabetes o la Hipertensión Arterial (si se padecen). Controla tu diabetes con este plan.
  • Beber entre 1,5-2 L de agua al día. (siempre que no esté contraindicado).
  • Evita el sedentarismo.
  • No tomar complementos vitamínicos sin tener ningún déficit. Nunca deben tomarse sin un control realizado por el médico.
  • Evita el consumo de tabaco y alcohol.

¿Cuándo debo ir a consulta?

Si tienes alguno de estos síntomas te recomendamos que hagas una consulta.

  • Disminución de la cantidad de orina, en relación a tu cantidad habitual o cantidad de agua ingerida.
  • Retención de líquidos, sensación de hinchazón en piernas, tobillos y/o pies.
  • Calambres musculares.
  • Dificultad para respirar.
  • Cambios en la coloración y olor de tu orina.
Medicina General