IMPORTANCIA DE LA ASERTIVIDAD EN LOS NIÑOS

¿Qué es la asertividad?

La asertividad es una habilidad social muy importante que debemos mostrar y enseñar a los niños y niñas desde temprana edad, ya que esta es la base de una buena autoestima, a la vez que nos ayuda a establecer relaciones sociales saludables y armoniosas, además propicia una comunicación buena y positiva con los demás.

Los niños tienen que aprender esta habilidad básica para no dejarse llevar por los demás, para ser capaces de defender sus opiniones, gustos e intereses pero sin dañar o atacar a los demás.

¿Por qué debemos enseñar al niño a ser asertivo?

  • Por un lado la asertividad es una habilidad clave para poder expresarse sin dejarse influenciar y sin dejarse llevar por los demás, desde el respeto a uno mismo.
  • Les permite decir que NO a los demás. A veces tendrán situaciones en las que su habilidad para decir que no será muy importante.
  • Es una habilidad esencial para escuchar al otro y respetarle, está bien que defiendan sus derechos y opiniones, pero deben basarse en el respeto al otro, sin atacar y sin dañar.
  • La asertividad además les ayuda a ser responsables de sus actos, respetarse a uno mismo favorece la responsabilidad con los propios actos, ya que nos hace asumir nuestras consecuencias.

Consejos para fomentar el desarrollo de la asertividad en niños

Sé un buen ejemplo: El primer paso es educar con nuestro ejemplo, los niños aprenden más de lo que ven que de lo que les decimos.

Enséñale a negociar y a ceder: Muchos adultos creemos que negociar con los niños es perder nuestra autoridad y credibilidad, pero nada más lejos de la realidad. Negociar con ellos es enseñarles una habilidad que van a necesitar mucho a lo largo de su vida, tanto personal como profesional.

Potencia su autoestima: Un niño con una buena autoestima tiene una imagen muy positiva de sí mismo, se respeta profundamente y se ama, así que no tiene miedo a expresarse libremente, pero tampoco teme a las críticas ni al rechazo.