LA IMPORTANCIA DE LOS EXÁMENES DE LABORATORIO CLÍNICO DE RUTINA

Los exámenes de Laboratorio de rutina deben realizarse al menos una vez al año, debido a que estos permiten conocer el estado de salud del paciente; lo cual ayuda a diagnosticar ciertas patologías, brindar el tratamiento adecuado y/o darle el seguimiento respectivo.

Las personas de todas las edades necesitan realizarse estos exámenes preventivos con regularidad.

DE UNA FORMA MÁS DETALLADA, LAS PRUEBAS DE LABORATORIO SE UTILIZAN PARA:

  • Descubrir enfermedades en etapas tempranas
  • Ratificar un diagnóstico sospechoso
  • Obtener información sobre el pronóstico de una enfermedad
  • Establecer un diagnóstico basado en una sospecha bien definida
  • Vigilar un tratamiento o conocer una determinada respuesta terapéutica
  • Precisar factores de riesgo

¿QUIÉN DEBE INTERPRETAR LOS EXÁMENES DE LABORATORIO?

El médico quien ordena los análisis es la persona indicada para interpretar los valores informados por el laboratorio. La persona quien maneja la historia clínica y examen físico es el único que puede hacer una evaluación completa y responsable para hacer un buen diagnóstico, para la salud de los pacientes.

¿QUÉ ES EL RIESGO QUIRÚRGICO? ¿EN QUÉ CONSISTE?

El riesgo quirúrgico es una forma de evaluación del estado clínico y condiciones de salud de la persona que va a pasar por una cirugía, de forma que sean identificados los riesgos y complicaciones a lo largo de todo el período antes, durante y después de la cirugía.

Este riesgo es calculado a través de la evaluación clínica del médico y la solicitud de algunos exámenes

Realización del examen clínico

El examen clínico se realiza con la recolección de datos de la persona, como medicamentos en uso, síntomas, enfermedades que posee, además de la evaluación física, como por ejemplo evaluación cardíaca y pulmonar. 

Evaluación del tipo de cirugía

Entender el tipo de procedimiento quirúrgico que será realizado también es muy importante, pues mientras más compleja y larga sea la cirugía, mayores son los riesgos que la persona puede sufrir y los cuidados que se debe tener

Evaluación del riesgo cardíaco

A partir de los datos obtenidos es posible determinar el riesgo quirúrgico. De esta forma, si el riesgo es bajo, es posible realizar la cirugía, por otra parte, si el riesgo es medio o alto, el médico puede dar orientaciones, adecuar el tipo de cirugía o solicitar más exámenes que ayuden a evaluar mejor el riesgo quirúrgico de la persona. 

Es por lo antes mencionado que, antes de cada operación, el cirujano solicita una evaluación pre-operatoria con la finalidad de que se estudie integralmente al paciente, como parte de su preparación para la cirugía que se ha planificado realizar, y así ofrecerle una mejor asistencia durante el desarrollo de la intervención.