PROFILAXIS PARA LA PREVENCIÓN DE CARIES

Una correcta higiene dental es esencial para disfrutar de una buena salud dental durante toda nuestra vida, especialmente en la edad adulta y a medida que nos hacemos mayores.

La profilaxis dental consiste en una limpieza bucodental profesional, es decir, una limpieza con técnicas y herramientas que nos permiten eliminar el sarro, y la placa bacteriana en todas las zonas de la boca.

Si acudimos a revisiones periódicas y nos aplican técnicas de profilaxis, evitaremos con total seguridad muchos de los problemas dentales y gingivales que podríamos desarrollar a lo largo de nuestra vida.

Profilaxis para la prevención de caries

A nivel dental, las caries son los problemas más frecuentes. Por lo tanto, para la prevención o tratamiento de profilaxis de la caries hay que educar al paciente en su higiene bucal diaria, instruirlo sobre el impacto de los azúcares en dieta, realizar sellados de fisuras en edades tempranas.

¿Cómo es una profilaxis?

Es un tratamiento que no requiere anestesia a no ser que el paciente tenga hipersensibilidad dental. Se suele utilizar aparatología ultrasónica para eliminar el cálculo. Tras la remoción mecánica de la placa bacteriana y el cálculo, finalizaremos la profilaxis gingival con la eliminación de las tinciones dentales utilizando un cepillo de profilaxis y pasta de pulido dental.

Por norma general, y dependiendo del estado de salud bucodental de cada paciente, una profilaxis incluye los siguientes pasos:

  • Evaluamos el estado de salud bucodental del paciente y diagnosticamos la situación individual de la encía de cada diente.
  • Eliminamos el sarro adherido por debajo de la línea de las encías, en los dientes y en los espacios interdentales.
  • Pulimos la superficie de los dientes para eliminar manchas y placa dental.