¿Por qué bajan las plaquetas?

¿Por qué bajan las plaquetas?

Las plaquetas son células sanguíneas que forman parte del sistema de coagulación y se juntan alrededor de las heridas en los vasos sanguíneos para detener una hemorragia.

En condiciones normales de salud, una persona tiene entre 150.000 y 450.000 plaquetas por microlitro de sangre. Cuando tenemos las plaquetas bajas hablamos de trombocitopenia (trombopenia o plaquetopenia), que consiste en una caída de plaquetas o trombocitos. La vida media de una plaqueta es de 10 días aproximadamente, de manera que la médula ósea precisa ir creando nuevas plaquetas para cubrir las necesidades de hemostasia del organismo.

Causas de tener las plaquetas bajas o trombocitopenia

Las causas de la trombocitopenia pueden ser muy variadas, tanto por causas congénitas como por procesos oncológicos de la médula ósea o el uso de algunos medicamentos.

1. Retención de plaquetas en el bazo

2. Disminución de plaquetas en médula ósea

  • Leucemia.
  • Algunos tipos de anemia.
  • Hepatitis C.
  • Infección por el VIH.
  • Ciertos quimioterápicos.
  • Consumo excesivo de alcohol.

3. Aumento de la destrucción de plaquetas

  • Embarazo.
  • Lupus.
  • Artritis reumatoide.
  • Púrpura trombocitopénica idiopática.
  • Síndrome hemolítico urémico.
  • Shock séptico (complicación grave de una infección).
  • Ciertos fármacos (sulfamidas, anticonvulsivos, heparina.
  • Síntomas de plaquetas bajas

Síntomas de plaquetas bajas

Como es lógico, el descenso de plaquetas no se objetiva en la exploración física, pero el paciente puede explicar síntomas que hagan pensar en este proceso, como son:

  • Tendencia a la formación espontánea de hematomas.
  • Aparición de petequias en la piel (hematomas diminutos).
  • Hemorragia prolongada en heridas de escasa consideración.
  • Sangrado espontáneo por la nariz.
  • Sangrado de encías.
  • Sangre en heces u orina.
  • Menstruación muy abundante y prolongada.
  • Cansancio marcado.
  • Coloración amarillenta de la piel (ictericia).
  • Aumento del tamaño del bazo en la cavidad abdominal.

En Daniel Alcides Carrión estamos comprometidos con tu salud, por eso sabemos que prevenir es cuidarte. Por eso nos preocupamos por darte la información necesaria respecto a la prevención y los chequeos que debes tener.

¿Signos y síntomas de la Leucemia?

¿Signos y síntomas de la leucemia?

La leucemia es una enfermedad de la sangre en que la médula ósea produce glóbulos blancos anormales. Estas células se dividen, reproduciéndose a sí mismas. De esta forma se disminuyen las células sanas. El hecho de que se proliferen las células inmaduras y anormales a la sangre hace considerar la leucemia un tipo de cáncer de sangre.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas de la leucemia varían según el tipo de leucemia. Los signos y síntomas comunes incluyen los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga persistente, debilidad
  • Infecciones frecuentes o graves
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Ganglios linfáticos inflamados, agrandamiento del hígado o del bazo
  • Sangrado y formación de hematomas con facilidad
  • Sangrados nasales recurrentes
  • Pequeñas manchas rojas en la piel (petequia)
  • Hiperhidrosis, sobre todo por la noche
  • Dolor o sensibilidad en los huesos

La leucemia es un tipo de cáncer de sangre, que afecta a todo el organismo.

¿Se puede prevenir?

Actualmente no existe ninguna forma de prevenir la leucemia. En cambio, sí se recomienda llevar una vida saludable sin hábitos tóxicos, que ayudarán en la prevención de otros cánceres y a afrontar mejor el tratamiento que se recomiende.

El tratamiento básico de la leucemia es la quimioterapia, procedimiento mediante el cual se inyectan unos medicamentos destinados a destruir las células cancerosas.

¿Qué especialista lo trata?

El hematólogo es el especialista encargado de las patologías que afectan a la sangre, como es el caso de la Leucemia.

¿Cuándo consultar al médico?

Pide una cita con el médico si tienes síntomas o signos persistentes que te preocupen.

Los síntomas de la leucemia suelen ser imprecisos y poco específicos. Es posible que pases por alto los síntomas tempranos de la leucemia porque se parecen a los de la gripe y de otras enfermedades comunes.

Algunas veces, la leucemia se descubre en los análisis de sangre que se piden para otras afecciones.