CANSANCIO MENTAL

cansancio mental

¿ESTRÉS, ANSIEDAD Y DEPRESIÓN?

En definitiva, pensar demasiado las cosas, crear problemas donde no los hay o a hacer siempre caso a lo que nos dice nuestra cabeza, son los principales causantes de este agotamiento psicológico. Otros de los causantes son el sobrepeso, la falta de ejercicio y la mala alimentación.

Síntomas del cansancio mental

  • Dificultad para dormir: Es la pescadilla que se muerde la cola. La falta de sueño puede provocarnos cansancio mental que, a su vez, nos provoca insomnio.
  • Dificultad para mantener la concentración: Conlleva un bajo rendimiento en el trabajo y en el día a día en general.
  • Apatía y decaimiento: Si te notas más antipático y con menos fuerzas de lo normal y no encuentras una razón lógica, posiblemente sea porque padezcas cansancio mental y tengas falta de energía.
  • Dolores de cabeza: Es lógico pensar que el continuo flujo de pensamiento, las 24 horas del día, acaban desembocando en un dolor de cabeza muy molesto.
  • Dolores musculares: La sensación de cansancio mental está íntimamente relacionada con la falta de energía. Se puede notar mayor pesadez en los músculos y, en general, que cuesta mas trabajo hacer movimientos.

¿Cómo lidiar con el agotamiento mental?

La solución más común para acabar con el cansancio mental es controlar los pensamientos y ser conscientes de que la mayoría de los problemas que vemos a nuestro alrededor, no lo son. Asimismo, la actividad física y el movimiento en general son muy importantes para mantenernos distraídos. Leer, ver una película, escuchar música, bailar o hacer ejercicio son actividades lúdicas que nos permiten mantener una buena higiene mental.

Asimismo, la sensación de falta de energía y el agotamiento físico muchas veces está relacionado con este estado mental. Por ello, hay que actuar de forma contraria a lo que nos pide el cuerpo: si lo que nos apetece es estar tumbados sin hacer nada, lo que debemos hacer es cambiar el chip y empezar a movernos. De esta forma, el cansancio mental irá desapareciendo y nuestro cuerpo se irá activando poco a poco. Asimismo, realizar meditación o yoga también ayuda mantener el equilibrio mente y cuerpo y ayudan a eliminar el estrés. Por otro lado, la gestión del tiempo también es muy importante a la hora de combatir esta situación.

¿Cómo reconocer la depresión?

depresión

¿Cómo reconocer la depresión?

La depresión se caracteriza por una sensación de tristeza constante durante dos semanas o más, que interrumpe con las actividades laborales, escolares o domésticas. El primer paso consiste en reconocerla y buscar apoyo profesional.

Síntomas

Los síntomas se producen durante gran parte del día, casi todos los días y pueden consistir en:

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza.
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración.
  • Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado.
  • Dificultad para pensar, concentrarse y tomar decisiones.
  • Problemas físicos inexplicables, como dolor de espalda o de cabeza.

Realiza un nuevo estilo de vida

La depresión no es un trastorno que puedas tratar por ti mismo. Sin embargo, además del tratamiento profesional, estas medidas de cuidado personal te pueden ayudar:

  • Cumple con tu plan de tratamiento. No saltees las sesiones o consultas de psicoterapia. Incluso si te sientes bien, no saltees los medicamentos. Si dejas de tomarlos, los síntomas de la depresión pueden volver a aparecer.
  • Infórmate acerca de la depresión. Aprender sobre la afección que padeces puede darte las herramientas necesarias y motivarte para continuar con tu plan de tratamiento. Alienta a tu familia a que se informe acerca de la depresión para ayudarles a entenderte y apoyarte.
  • Presta atención a las señales de advertencia. Trabaja con tu médico o terapeuta para aprender a identificar lo que desencadena tus síntomas de depresión. Consulta con tu médico o con tu terapeuta si notas cambios en los síntomas o en cómo te sientes. Pídeles a familiares o amigos que estén atentos a los signos de advertencia.
  • Evita el alcohol y las drogas recreativas. Puede parecer que el alcohol o las drogas alivian los síntomas de la depresión, pero, a la larga, generalmente los empeoran y hacen que la depresión sea más difícil de tratar.
  • Cuídate. Come de manera saludable, haz actividad física y duerme mucho. Considera caminar, trotar, nadar, hacer jardinería o realizar otra actividad que disfrutes. Dormir bien es importante para el bienestar tanto físico como mental.

Cuándo debes consultar a un médico

Si te sientes deprimido, pide una cita con un médico o un profesional de salud mental tan pronto como sea posible. Si no quieres buscar tratamiento, habla con un amigo o un ser querido, cualquier proveedor de atención médica, un líder religioso u otra persona en quien confíes.