¿Por qué bajan las plaquetas?

¿Por qué bajan las plaquetas?

Las plaquetas son células sanguíneas que forman parte del sistema de coagulación y se juntan alrededor de las heridas en los vasos sanguíneos para detener una hemorragia.

En condiciones normales de salud, una persona tiene entre 150.000 y 450.000 plaquetas por microlitro de sangre. Cuando tenemos las plaquetas bajas hablamos de trombocitopenia (trombopenia o plaquetopenia), que consiste en una caída de plaquetas o trombocitos. La vida media de una plaqueta es de 10 días aproximadamente, de manera que la médula ósea precisa ir creando nuevas plaquetas para cubrir las necesidades de hemostasia del organismo.

Causas de tener las plaquetas bajas o trombocitopenia

Las causas de la trombocitopenia pueden ser muy variadas, tanto por causas congénitas como por procesos oncológicos de la médula ósea o el uso de algunos medicamentos.

1. Retención de plaquetas en el bazo

2. Disminución de plaquetas en médula ósea

  • Leucemia.
  • Algunos tipos de anemia.
  • Hepatitis C.
  • Infección por el VIH.
  • Ciertos quimioterápicos.
  • Consumo excesivo de alcohol.

3. Aumento de la destrucción de plaquetas

  • Embarazo.
  • Lupus.
  • Artritis reumatoide.
  • Púrpura trombocitopénica idiopática.
  • Síndrome hemolítico urémico.
  • Shock séptico (complicación grave de una infección).
  • Ciertos fármacos (sulfamidas, anticonvulsivos, heparina.
  • Síntomas de plaquetas bajas

Síntomas de plaquetas bajas

Como es lógico, el descenso de plaquetas no se objetiva en la exploración física, pero el paciente puede explicar síntomas que hagan pensar en este proceso, como son:

  • Tendencia a la formación espontánea de hematomas.
  • Aparición de petequias en la piel (hematomas diminutos).
  • Hemorragia prolongada en heridas de escasa consideración.
  • Sangrado espontáneo por la nariz.
  • Sangrado de encías.
  • Sangre en heces u orina.
  • Menstruación muy abundante y prolongada.
  • Cansancio marcado.
  • Coloración amarillenta de la piel (ictericia).
  • Aumento del tamaño del bazo en la cavidad abdominal.

En Daniel Alcides Carrión estamos comprometidos con tu salud, por eso sabemos que prevenir es cuidarte. Por eso nos preocupamos por darte la información necesaria respecto a la prevención y los chequeos que debes tener.

LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

¿QUÉ ES Y QUÉ PUEDE HACER?

El Alzheimer es una enfermedad cerebral que ocasiona problemas relacionados con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. No es una parte normal del envejecimiento.

El Alzheimer empeora con el tiempo. Aunque los síntomas pueden variar mucho, el primer problema que muchas personas notan es el olvido, lo suficientemente grave como para afectar su capacidad para funcionar en el hogar o en el trabajo, o para disfrutar de pasatiempos permanentes.

El Alzheimer puede causar que una persona se confunda, se pierda en lugares conocidos, extravíe las cosas o tenga problemas con el lenguaje.

¿COMO EL ALZHEIMER AFECTA EL CEREBRO?

Puede ser fácil de explicar el comportamiento inusual como parte del envejecimiento normal, especialmente cuando alguien parece físicamente saludable. Cualquier preocupación acerca de la pérdida de memoria debe conversarlo con un médico. Los cambios que se producen en el cerebro comienzan a nivel microscópico mucho antes de los primeros síntomas de pérdida de memoria.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Aunque los científicos saben que la enfermedad de Alzheimer implica una falla de las células nerviosas, la razón por la cual esto ocurre es aún desconocida. Sin embargo, han identificado ciertos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

  • Edad
  • Antecedentes familiares
  • Influencia Genética
  • Otros: Tabaco, estilo de vida sedentaria, diabetes y obesidad.

La edad, los antecedentes familiares y la genética son factores de riesgo que no podemos cambiar. Sin embrago, las investigaciones están comenzando a revelar pistas sobre otros factores de riesgo en los que podemos ser capaces de influir. Al parecer, existe un fuerte vínculo entre una lesión grave en la cabeza y un riesgo futuro de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Es importante que se proteja la cabeza abrochándose el cinturón de seguridad, usando un casco cuando participe en deportes y modificar su casa para evitar caídas.