¿PROBLEMAS DE MEMORIA? – DEMENCIA

La demencia no es una enfermedad específica, sino un grupo de trastornos caracterizados por el deterioro de algunas funciones cerebrales, se caracteriza por afectar a la memoria, al pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

Aunque la demencia se vuelve más común a medida que las personas envejecen la enfermedad no puede ser considerada de ninguna manera una parte normal del envejecimiento. El ser humano puede vivir perfectamente hasta más de 80 años sin mostrar ningún signo de demencia.

SÍNTOMAS

No se trata de una enfermedad que afecte a todo el mundo por igual, por lo tanto, los primeros síntomas de demencia pueden variar de una persona a otra. Aun así, la organización mundial de la salud (OMS), destaca los siguientes signos son comunes en una etapa temprana:

  • Tendencia al olvido.
  • Pérdida de la noción del tiempo
  • Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos

FACTORES DE RIESGO

  • La edad
  • Los antecedentes familiares
  • Consumo excesivo de alcohol. Se sabe desde hace tiempo que el consumo de grandes cantidades de alcohol provoca cambios en el cerebro.
  • Factores de riesgo cardiovascular. Estos incluyen presión arterial alta (hipertensión), colesterol alto, acumulación de grasas en las paredes arteriales (ateroesclerosis) y obesidad.
  • Diabetes. Tener diabetes puede aumentar el riesgo de demencia.
  • Tabaquismo. Fumar podría aumentar el riesgo de desarrollar demencia y enfermedades de los vasos sanguíneos.
  • Traumatismo craneal. Las personas que han sufrido un traumatismo craneal grave corren más riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
  • Alteraciones del sueño. Las personas que padecen apnea del sueño y otras alteraciones del sueño podrían tener un mayor riesgo de desarrollar demencia.

PREVENCIÓN

No hay una manera segura de prevenir la demencia, pero hay medidas que podrían ser de utilidad:

  • Mantén tu mente activa:  como leer, resolver crucigramas y la ejercitación de la memoria
  • Realiza actividad física y social: pueden retrasar la aparición de la demencia y reducir sus síntomas.
  • Deja de fumar
  • Consume la cantidad suficiente de vitaminas. 
  • Controla los factores de riesgo cardiovascular. Trata la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes. Baja de peso si tienes sobrepeso.
  • Sigue una dieta saludable. 
  • Duerme con sueño de buena calidad.