La tos oculta graves enfermedades

LA TOS PUEDE OCULTAR UNA ENFERMEDAD GRAVE

Según Neumólogos del Centro Médico Daniel Alcides Carrión, uno de los primeros signos de alarma es la cronificación de la tos.

Entendemos que muchos de nosotros recurrimos a remedios naturales en primera instancia para combatir este penoso malestar de la tos, pero siempre es mejor acudir con un especialista de la salud que nos ayude con diagnósticos y recetas seguras.

Para situaciones que no fueran una emergencia  podemos pensar en un excelente remedio casero para la tos con flema puede ser un jarabe casero preparado con cebolla, ajo y otros.

Pero si su tos se complica en tos con flema y persiste a pesar de los primeros intentos por aliviarte y presenta estos síntomas debe tener cuidado

  • Fiebre alta
  • Dificultades para respirar o respira más deprisa de lo habitual.
  • Pérdida de apetito por los alimentos.
  • Dolor o supuración de oídos, irritabilidad o decaimiento.
  • Cansancio o agotamiento físico
  • Sudoración por fiebre o por razones desconocidas
  • Los labios, la cara o la lengua de un color azulado u oscuro
  • Lagrimeo constante en los ojos

Como usted entenderá la tos es un acto de reflejo defensivo del propio organismo contra las partículas extrañas que ingresan que puede pasar inadvertido e incluso puede ser fácilmente ignorado por pacientes y médicos, sobre todo en los meses más fríos, con lo cual se puede caer en el infradiagnóstico de patologías graves de fondo que afectan a las vías respiratorias hasta se puede llegar a toser sangre, con estos síntomas ya sería necesario visitar un especialista de su confianza.

En un principio, la tos no tiene un carácter maligno; al contrario: es un acto reflejo y un mecanismo de defensa que consiste en una respiración explosiva para lograr remover secreciones y material extraño del árbol tráqueobronquial que obstaculizan la respiración.

En respuesta a estos agentes la producción de moco aumenta, se inicia una respiración profunda, la epiglotis cierra la laringe, y el músculo del diafragma, ubicado entre el tórax y el abdomen, se relaja.

Como consecuencia se produce un aumento de la presión dentro del tórax, se abre nuevamente la epiglotis, que permitirá que, a través de la tráquea y la laringe, se expulse el obstáculo o el esputo hacia el exterior. Según neumólogos del centro médico Daniel Alcides Carrión, el primer signo de alarma es la cronificación de la tos.

Las causas de tos crónica son diversas: el asma, la bronquitis crónica o las alergias, el síndrome de goteo postnasal o el reflujo gastroesofágico son causas frecuentes. Sin embargo enfermedades más graves como las neumonías, tuberculosis, el cáncer de pulmón o la fibrosis pulmonar también ocasionan tos crónica. Una vez descartadas las causas más frecuentes, la tos crónica se puede asociar a un trastorno neurosensorial del nervio laríngeo superior.

El motivo de tener tos es diverso aunque la más frecuente se debe a las distintas infecciones del aparato respiratorio. Dependiendo del factor que la cause, la tos presentará características distintas.