LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA

LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Se define como un conjunto de acciones que potencializan al máximo las habilidades físicas, mentales y psicosociales del niño, mediante la estimulación repetitiva y continua.

FORMAS DE APLICACIÓN

La estimulación temprana puede llevarse a cabo mediante el juego, ya que por medio de él:

  • Se fomenta el lenguaje y la comunicación.
  • Ayuda a desarrollar actividades físicas sociales y emocionales.
  • Es un factor determinante en la personalidad.
  • Desarrolla actividades intelectuales.
  • Estimula su creatividad y ayuda a descubrir sus capacidades.

A QUÉ EDAD ES MÁS CONVENIENTE LA ESTIMULACIÓN

Se debe estimular al niño desde el útero (músico terapia) hasta los seis años de edad, aplicando más concretamente los programas desde recién nacido a los tres años, pues fisiológicamente la estimulación se basa en la plasticidad cerebral.

El objetivo de la estimulación temprana es reconocer y promover el potencial de cada niño. A toda acción debe incorporarse el efecto y la comunicación, ya que sin afecto no funciona la estimulación. No todos los niños son iguales y no responden de la misma forma. El adulto debe ser sensible a la respuesta del niño para saber hasta dónde y cómo administrar los estímulos. Mantener contacto visual durante la estimulación ayuda para darle confianza y seguridad. El mejor terapista se encuentra en casa y es en el hogar donde empieza la estimulación temprana.