PRUEBAS DE ANTÍGENO (HISOPADO), LA NUEVA HERRAMIENTA EN LA DETECCIÓN DE LA COVID-19

Existen tres pruebas diferentes que permiten saber si una persona está infectada con la COVID-19: las pruebas moleculares, las de antígeno y las serológicas. Las moleculares y las de antígeno son pruebas de diagnóstico y las serológicas son pruebas de anticuerpos. Las pruebas de diagnóstico rápido basadas en antígenos también detectan al virus, pero estas no buscan el material genético, sino identifican las proteínas que se encuentran en la parte externa.

Las nuevas pruebas rápidas de antígenos son mucho más precisas y determinan si alguien está infectado en la actualidad, una gran diferencia con las anteriores pruebas rápidas de anticuerpos, que pueden mostrar cuándo alguien ha tenido COVID-19, pero a menudo dan un resultado negativo durante las primeras etapas de la infección. Detecta el virus antes que aparezcan virus, ideal para reducir tiempos de cuarentena, hisopado nasal (2.4cm) y detecta el virus en 20 minutos.

1.- ¿En qué consiste la prueba?

La metodología de uso de esta prueba es similar a la PCR. Requiere un hisopado en la cavidad nasal del paciente, cuya muestra es colocada en un kit de análisis que arroja los resultados mediante un sistema colorimétrico en un lapso de 20 minutos.

La especificidad de la prueba alcanza el 99,68 por ciento en pacientes con síntomas, lo cual iguala a la prueba PCR en términos de confirmación de la enfermedad. La diferencia está cuando el resultado es presuntamente negativo en esos casos (tras un juicio clínico) es necesario descartar con una prueba molecular.

Nota:

No se debe confundir a estas pruebas como de autodiagnóstico, no están hechas para que se lo hagan los pacientes como si fuera una prueba de embarazo, pues tomar una buena muestra nasal con el hisopo requiere ciertos conocimientos sanitarios.

La prueba pueden realizarse personas que hayan tenido contacto de un caso sospechoso, persona proveniente del extranjero y personas que viven, trabajan o asisten a lugares concurridos ya que en esos lugares la carga viral es mayor y el espacio para detectar el tiempo para detectar el virus tiene que ser en los primeros 7 días de síntomas.

En este caso, la muestra se toma mediante un hisopado nasal y el resultado se obtiene en menos de media hora, pues no requiere de un laboratorio para su procesamiento. Las pruebas de antígeno cuestan menos, se usan para el diagnóstico, pero también deben ser aplicadas en los primeros lo primeros 7 días de la enfermedad.

2.- La tres C de coronavirus

Aunque los avances en la detección de COVID-19 son importantes, no podemos relajar las medidas de prevención y seguridad. Una recomendación a toda la ciudadanía peruana y arequipeña debemos difundir las ‘tres C del coronavirus’: evitar la cercanía entre personas, evitar los lugares cerrados y evitar lugares concurridos, porque seguimos en riesgo” y por eso se hace prioritario destacar el rol de los médicos en la prevención y promoción de la salud. Ante ello, exhortamos continuar con el uso adecuado de mascarilla, protector facial, la higiene de manos, ventilación del ambiente, higiene de superficies y el distanciamiento físico.