¿Cómo fortalecer nuestro sistema inmunológico?

Desde el inicio de esta pandemia del COVID -19 se han hecho afirmaciones relacionadas a que consumir determinados grupos de alimentos nos van a proteger contra esta enfermedad, no existe evidencia científica que demuestre tal afirmación, lo único cierto en la protección y prevención son las medidas de higiene y el aislamiento social que se ha establecido.

Sin embargo, tener y mantener un buen sistema inmunológico brinda a nuestro cuerpo una protección adicional.

Consume una alimentación saludable, lo cual significa incluir todos los grupos de alimentos de manera balanceada, recuerda preferir los alimentos frescos, naturales o mínimamente procesados, éstos son ricos en nutrientes como proteínas, vitaminas, minerales y probióticos.

  • Alimentos de origen animal como carnes, vísceras, huevos, leche, productos lácteos, pescados y mariscos.
  • Menestras (lentejas, arvejas secas, frijoles, entre otras) combinadas con cereales, como el arroz, son una buena opción.
  • Las semillas oleaginosas como; nueces, maní, entre otras, constituyen una buena alternativa.

Recuerda estas buenas prácticas saludables

  1. Consume de preferencia alimentos naturales, haz una lista de tus preparaciones y alimentos a consumir en la semana, realiza tus compras evitando los lugares con mucha afluencia de público.
  2. Es muy importante tener una dieta variada, no olvides incluir las frutas y verduras de la estación son una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra.
  3. Que no te falten las menestras; son saludables, nutritivas, y pueden almacenarse por más tiempo.
  4. Es importante consumir alimentos de origen animal como pescado, carnes, huevos y lácteos, que contribuyen a alcanzar las recomendaciones de nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de tu cuerpo.
  5. Mantente bien hidratado y saludable tomando de 6 a 8 vasos de agua al día, preferentemente agua sola sin añadir azúcar, no olvides hervirla previamente.
  6. Evita el consumo de alimentos ultra-procesados, ya que suelen ser altos en azúcar, sales y grasas saturadas, lo cual afecta tu salud y propicia el sobrepeso u obesidad. Revisa las etiquetas y evita aquellos que tienen octógonos.
  7. Mantén tu cuerpo y mente activos, procura hacer actividad física en compañía de la familia. La actividad física también reduce los síntomas de estrés y depresión.
  8. Recuerda revalorar la importancia de comer en familia, sin ver la televisión, la computadora o el celular ya que esas distracciones influyen en el disfrute y la felicidad.