¿Cómo reconocer la depresión?

depresión

¿Cómo reconocer la depresión?

La depresión se caracteriza por una sensación de tristeza constante durante dos semanas o más, que interrumpe con las actividades laborales, escolares o domésticas. El primer paso consiste en reconocerla y buscar apoyo profesional.

Síntomas

Los síntomas se producen durante gran parte del día, casi todos los días y pueden consistir en:

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza.
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración.
  • Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado.
  • Dificultad para pensar, concentrarse y tomar decisiones.
  • Problemas físicos inexplicables, como dolor de espalda o de cabeza.

Realiza un nuevo estilo de vida

La depresión no es un trastorno que puedas tratar por ti mismo. Sin embargo, además del tratamiento profesional, estas medidas de cuidado personal te pueden ayudar:

  • Cumple con tu plan de tratamiento. No saltees las sesiones o consultas de psicoterapia. Incluso si te sientes bien, no saltees los medicamentos. Si dejas de tomarlos, los síntomas de la depresión pueden volver a aparecer.
  • Infórmate acerca de la depresión. Aprender sobre la afección que padeces puede darte las herramientas necesarias y motivarte para continuar con tu plan de tratamiento. Alienta a tu familia a que se informe acerca de la depresión para ayudarles a entenderte y apoyarte.
  • Presta atención a las señales de advertencia. Trabaja con tu médico o terapeuta para aprender a identificar lo que desencadena tus síntomas de depresión. Consulta con tu médico o con tu terapeuta si notas cambios en los síntomas o en cómo te sientes. Pídeles a familiares o amigos que estén atentos a los signos de advertencia.
  • Evita el alcohol y las drogas recreativas. Puede parecer que el alcohol o las drogas alivian los síntomas de la depresión, pero, a la larga, generalmente los empeoran y hacen que la depresión sea más difícil de tratar.
  • Cuídate. Come de manera saludable, haz actividad física y duerme mucho. Considera caminar, trotar, nadar, hacer jardinería o realizar otra actividad que disfrutes. Dormir bien es importante para el bienestar tanto físico como mental.

Cuándo debes consultar a un médico

Si te sientes deprimido, pide una cita con un médico o un profesional de salud mental tan pronto como sea posible. Si no quieres buscar tratamiento, habla con un amigo o un ser querido, cualquier proveedor de atención médica, un líder religioso u otra persona en quien confíes.

¿Cómo describirías tu temperamento?

¿Cómo describirías tu temperamento? 

El temperamento es el carácter, la manera de ser, de reaccionar y como te desenvuelves ante una situación positiva o negativa. También determina nuestra habilidad para adaptarnos a los cambios y a lo nuevo, nuestros estados de ánimo, nuestra tendencia a la actividad o a la pasividad, así como nuestra accesibilidad. El temperamento es determinado en función de las características del sistema nervioso de las personas y está relacionado con la influencia endocrina.

Tipos de temperamento

Se considera cuatro temperamentos fundamentales según la preeminencia de uno u otro humor en el cuerpo de cada persona: sanguíneo, melancólico, colérico y flemático.

1.-Temperamento sanguíneo

El temperamento sanguíneo caracteriza a las personas extrovertidas, receptivas y flexibles a los cambios, que son activas y disfrutan de la vida. Es un temperamento propio de personas con un humor variable y un sistema nervioso rápido y equilibrado.

2.- Temperamento colérico

Las personas con temperamento colérico se caracterizan por ser rápidas, activas, extrovertidas, decididas y dominantes. Quieren que se haga su voluntad, y por eso tienen ideas y opiniones firmes. Pese a todo, suelen ser flexibles a los cambios. Son ambiciosas, y por ello se fijan metas altas, de allí que sean voluntariosas, autosuficientes e independientes. Su sistema nervioso es fuerte, rápido y desequilibrado.

3.-Temperamento flemático

Las personas de carácter flemático son tranquilas, lentas, introvertidas, serias y analíticas. Difícilmente pierden la compostura. Sin embargo, son poco dadas a los cambios. Prefieren la reflexión que la emoción. De allí que sean agradables en el trato. Se caracterizan por tener un sistema nervioso lento y equilibrado.

4.- Temperamento melancólico

El temperamento melancólico caracteriza a las personas tristes, soñadoras, analíticas e introvertidas, con una gran sensibilidad y un enorme afán de perfección. Son poco flexibles a los cambios, pero muy fiables, ya que nunca abandonan lo que han comenzado. Es el temperamento artístico por excelencia, pero también muy propenso a las depresiones y al pesimismo. Poseen un sistema nervioso débil.

Cuando necesites ayuda, nuestros especialistas de psicología del Centro Médico Daniel Alcides Carrión están a tu servicio.