CONOCE MÁS SOBRE LA EPILEPSIA

header - conoce más sobre la epilepsia
cerebro

La epilepsia es una enfermedad neurológica, que se produce debido a descargas eléctricas excesivas y desorganizadas de grupos de neuronas en diferentes áreas del cerebro.

Las convulsiones o crisis pueden ir desde episodios muy breves focalizados en una parte del cuerpo hasta crisis generalizadas y prolongadas. Además pueden incluir movimientos tipo contracturas musculares, espasmos y otros; no no incluir movimientos y prestar alteraciones sensoriales, emocionales o cognitivas.

Su frecuencia también puede variar desde menos de una crisis al año hasta varias al día, dependiendo de la situación de cada persona.

Datos y cifras

  • 50 millones de personas en el mundo tienen epilepsia, de las cuales 5 millones viven en la Región de las Américas.
  • Cada año ocurren dos millones de casos nuevos en el mundo.
  • Se estima que el 70% de las personas con epilepsia podrían vivir sin convulsiones si se diagnosticaran y trataran adecuadamente.
  • El riesgo de muerte súbita en personas con epilepsia es mayor que en la población general.

Causas

La epilepsia se puede deber a causas genéticas, estructurales, metabólicas, infecciosas, inmunes, entre otras. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Daño cerebral por lesiones prenatales o perinatales (por ejemplo, asfixia o traumatismos durante el parto, bajo peso al nacer);
  • Malformaciones congénitas o alteraciones genéticas con malformaciones cerebrales asociadas
  • Traumatismos craneoencefálicos graves
  • Accidentes cerebrovasculares que limitan la llegada del oxígeno al cerebro
  • Infecciones cerebrales como las meningitis y encefalitis o la neurocisticercosis
  • Algunos síndromes genéticos
  • Tumores cerebrales.
como actuar ante una crisis

Fuente: Organización Mundial de la Salud, OMS / Organización Panamericana de la Salud, OPS / Liga Internacional contra la epilpsia, ILAE

¿CÓMO ACTUAR ANTE LA PRESENCIA DE UNA CRISIS DE EPILEPSIA?

epilepsia

La epilepsia es una alteración del funcionamiento del cerebro, así que a causa de origen suele ser una lesión en este órgano, en muchos casos nunca se llega a saber la razón por la que una persona desarrolla epilepsia.

Entre las causas conocidas, se encuentran:

  • Enfermedades del hígado, riñones, diabetes o alcoholismo.
  • Problemas del desarrollo del cerebro antes del nacimiento.
  • Lesiones cerebrales durante el nacimiento.
  • Traumatismos que afectan a la cabeza (accidentes de tráfico, etc.).
  • Tumores cerebrales.
  • Meningitis o encefalitis.
  • Envenenamiento por plomo.
  • Casos de epilepsia familiar hereditaria.

¿Qué hacer ante una crisis convulsiva?


Encontrarse de repente con un ataque epiléptico es terrorífico: la persona pierde el control de su cuerpo, convulsiona, tiene espasmos o pierde el conocimiento. Puede parecer una situación de extrema gravedad, ¿qué hacer entonces? En primer lugar, mantener la calma para poder ser útiles. Y, además:

  • Recuesta a la persona que convulsiona en el suelo y aparta muebles y objetos con los que pueda hacerse daño.
  • Pon a la persona recostada sobre un lado.
  • Protege su cabeza con un almohadón, chaqueta doblada o similar.
  • Quítale gafas, corbata, collares, pañuelo y cualquier cosa alrededor de su cuello.
  • Controla el tiempo que dura la convulsión. Si sobrepasa los 5 minutos, llama a una
  • ambulancia inmediatamente. Quédate con la persona hasta que recupere la conciencia.
  • Una vez haya recuperado la conciencia, explícale con calma lo ocurrido y ofrécete a
  • llamar a una ambulancia o a un familiar.

También es importante saber lo que NUNCA debe hacerse:

  • No intentes sujetar a la persona para evitar que se mueva.
  • No pongas nada entre sus dientes. No te preocupes, no va a tragarse la lengua.
  • No intentes darle agua o comida hasta que no haya recuperado totalmente la conciencia y pueda cogerlo y llevárselo a la boca por sí mismo.
  • No intentes practicar una reanimación durante la convulsión. Una vez haya pasado, volverá a respirar por su cuenta.

¿Tiene dudas? ¡Consúltenos!

¿PROBLEMAS DE MEMORIA? – DEMENCIA

La demencia no es una enfermedad específica, sino un grupo de trastornos caracterizados por el deterioro de algunas funciones cerebrales, se caracteriza por afectar a la memoria, al pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

Aunque la demencia se vuelve más común a medida que las personas envejecen la enfermedad no puede ser considerada de ninguna manera una parte normal del envejecimiento. El ser humano puede vivir perfectamente hasta más de 80 años sin mostrar ningún signo de demencia.

SÍNTOMAS

No se trata de una enfermedad que afecte a todo el mundo por igual, por lo tanto, los primeros síntomas de demencia pueden variar de una persona a otra. Aun así, la organización mundial de la salud (OMS), destaca los siguientes signos son comunes en una etapa temprana:

  • Tendencia al olvido.
  • Pérdida de la noción del tiempo
  • Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos

FACTORES DE RIESGO

  • La edad
  • Los antecedentes familiares
  • Consumo excesivo de alcohol. Se sabe desde hace tiempo que el consumo de grandes cantidades de alcohol provoca cambios en el cerebro.
  • Factores de riesgo cardiovascular. Estos incluyen presión arterial alta (hipertensión), colesterol alto, acumulación de grasas en las paredes arteriales (ateroesclerosis) y obesidad.
  • Diabetes. Tener diabetes puede aumentar el riesgo de demencia.
  • Tabaquismo. Fumar podría aumentar el riesgo de desarrollar demencia y enfermedades de los vasos sanguíneos.
  • Traumatismo craneal. Las personas que han sufrido un traumatismo craneal grave corren más riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
  • Alteraciones del sueño. Las personas que padecen apnea del sueño y otras alteraciones del sueño podrían tener un mayor riesgo de desarrollar demencia.

PREVENCIÓN

No hay una manera segura de prevenir la demencia, pero hay medidas que podrían ser de utilidad:

  • Mantén tu mente activa:  como leer, resolver crucigramas y la ejercitación de la memoria
  • Realiza actividad física y social: pueden retrasar la aparición de la demencia y reducir sus síntomas.
  • Deja de fumar
  • Consume la cantidad suficiente de vitaminas. 
  • Controla los factores de riesgo cardiovascular. Trata la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes. Baja de peso si tienes sobrepeso.
  • Sigue una dieta saludable. 
  • Duerme con sueño de buena calidad.