¿ESTRÉS, ANSIEDAD Y DEPRESIÓN?

En definitiva, pensar demasiado las cosas, crear problemas donde no los hay o a hacer siempre caso a lo que nos dice nuestra cabeza, son los principales causantes de este agotamiento psicológico. Otros de los causantes son el sobrepeso, la falta de ejercicio y la mala alimentación.

Síntomas del cansancio mental

  • Dificultad para dormir: Es la pescadilla que se muerde la cola. La falta de sueño puede provocarnos cansancio mental que, a su vez, nos provoca insomnio.
  • Dificultad para mantener la concentración: Conlleva un bajo rendimiento en el trabajo y en el día a día en general.
  • Apatía y decaimiento: Si te notas más antipático y con menos fuerzas de lo normal y no encuentras una razón lógica, posiblemente sea porque padezcas cansancio mental y tengas falta de energía.
  • Dolores de cabeza: Es lógico pensar que el continuo flujo de pensamiento, las 24 horas del día, acaban desembocando en un dolor de cabeza muy molesto.
  • Dolores musculares: La sensación de cansancio mental está íntimamente relacionada con la falta de energía. Se puede notar mayor pesadez en los músculos y, en general, que cuesta mas trabajo hacer movimientos.

¿Cómo lidiar con el agotamiento mental?

La solución más común para acabar con el cansancio mental es controlar los pensamientos y ser conscientes de que la mayoría de los problemas que vemos a nuestro alrededor, no lo son. Asimismo, la actividad física y el movimiento en general son muy importantes para mantenernos distraídos. Leer, ver una película, escuchar música, bailar o hacer ejercicio son actividades lúdicas que nos permiten mantener una buena higiene mental.

Asimismo, la sensación de falta de energía y el agotamiento físico muchas veces está relacionado con este estado mental. Por ello, hay que actuar de forma contraria a lo que nos pide el cuerpo: si lo que nos apetece es estar tumbados sin hacer nada, lo que debemos hacer es cambiar el chip y empezar a movernos. De esta forma, el cansancio mental irá desapareciendo y nuestro cuerpo se irá activando poco a poco. Asimismo, realizar meditación o yoga también ayuda mantener el equilibrio mente y cuerpo y ayudan a eliminar el estrés. Por otro lado, la gestión del tiempo también es muy importante a la hora de combatir esta situación.